GRUPO PARROQUIAL PASTORAL OBRERA.



Publicado el: miércoles 08 de mayo de 2019.
A las: 17:37:19 Horas.
LA PASTORAL OBRERA DE TODA LA IGLESIA

"La evangelización del mundo obrero ha de ser comprendida, asumida y vivida por toda la Iglesia como obra propia. La Iglesia reconoce y apoya la misión específica de comunidades, movimientos y personas, que han recibido este carisma en el seno de la misma Iglesia. La Pastoral Obrera nunca debiera ser considerada como la tarea particular y exclusiva de algunas comunidades, movimientos y personas, que, por su propia cuenta y riesgo, han decidido dedicarse a la misión en el mundo obrero." LXII ASAMBLEA PLENARIA DE LA CEE. Madrid, 18 de noviembre de 1994.

«Uno de los contenidos más importantes de la Nueva Evangelización está constituido por el anuncio del "Evangelio del Trabajo" que he presentado en mi encíclica Laborem Exercens, y que, en las condiciones actuales, se ha vuelto especialmente necesario. Ello supone una intensa y dinámica pastoral de los trabajadores, tan necesaria hoy, como en el pasado, respecto del cual, bajo algunos aspectos, se ha vuelto todavía más difícil. La Iglesia tiene que buscar siempre nuevas formas y nuevos métodos, sin ceder al desaliento». (Alocución de Juan Pablo II, 15 de Enero, 1993).


Publicado el: martes 07 de mayo de 2019.
A las: 11:55:51 Horas.
1 DE MAYO POR EL TRABAJO DECENTE

Las entidades promotoras de la Acción Conjunta contra el Paro (ACCP) celebraron, junto a más de un centenar de personas, el Día Internacional de los Trabajadores en San José de la Rinconada.

La Acción Conjunta Contra el Paro logró reunir a más de un centenar de personas para reivindicar los derechos de los trabajadores y un trabajo decente que dignifique a la persona. Con esta intención celebraron el 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores y fiesta de san José Obrero, las entidades promotoras de la ACCP en la parroquia de Santa María Madre de Dios de San José de la Rinconada. El acto, que estuvo dividido en dos partes, comenzó con la celebración de la eucaristía a las siete de la tarde. Presidida por el párroco y vicario Enrique Barrera, la celebración tuvo presente en todo momento a aquellas personas que sufren a diario la dura realidad del desempleo, la precariedad, la injusticia, la inseguridad y los abusos en el puesto de trabajo, se intercedió por ellos y por aquellos que tienen la oportunidad de poner a la persona y sus derechos en el centro. También fue un momento de acción de gracias por el don del trabajo.

Al terminar la eucaristía salieron a la plaza de la parroquia portando una gran pancarta que rezaba el lema "Contra el paro y la pobreza, trabajo decente! como Dios quiere" y, formando un círculo, leyeron un manifiesto en el que destacaron la necesidad de hacer efectivo "por parte de los poderes públicos, el derecho a un trabajo digno para todas las personas; reconocer social y jurídicamente el trabajo de cuidados y producir unas condiciones laborales que garanticen la integridad física y psíquica de la persona, y que garanticen su protección social", entre otras.

Una vez más, la Iglesia de Sevilla se sitúa al lado de los trabajadores pobres y las comunidades cristianas a las que pertenecen para seguir anunciando que el trabajo decente para todos es posible.